Homenajes a Rosendo Rubí, a su muerte

En marzo de este año mi cuñado Avil Ramírez localizó noticias sobre la muerte del Dr. Rosendo Rubí, en dos periódicos nicaragüenses de la época: Diario La Noticia y La Nueva Prensa. Estos artículos aparecieron entre el 7 y el 9 de enero de 1942. Además de darnos alguna información nueva y muchos matices sobre cómo percibía la sociedad nicaragüense al Dr. Rubí cuando murió, estos artículos resolvieron de una vez por todas la duda sobre el año de su muerte: 1942, como decía el pequeño obituario en el New York Times. Avil los encontró en la biblioteca del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica de la Universidad Centroamerica (UCA), en Managua. Yo tuve la oportunidad de ir a esta biblioteca en abril. Pude transcribir los artículos completos, y buscar mas noticias sobre el Dr. Rubí. Desgraciadamente, no encontré nada mas. Aquí sólo quiero hacer públicos estos artículos. En otra ocasión comentaré sobre su contenido.

Diario La Noticia. Edición del 8 enero 1942

Murió el doctor Rosendo Rubí

Antenoche dejó de existir en León el distinguido [palabra irreconocible] doctor Rosendo Rubí notable médico y hombre de Ciencia que se había dedicado al estudio de [palabra irreconocible] Física, hace muchos años hizo interesantes experimentos de radio-telefonía. Fue catedrático de la Universidad de León.
Su desaparecimiento ha sido muy sentido en los círculos sociales y profesionales de la Metrópoli.
Presentamos nuestro sentido pésame a toda la familia del extinto.

La Nueva Prensa (Managua. Director-Editor: Gabry Rivas; Administrador: Jose Esteban Rivas)

Edición del 7 enero 1942 (Año X, Época IV) [Página 1]

Murió anoche en León el Marconi nicaragüense, Dr. Rosendo Rubí

Fue el precursor de la comunicación inalámbrica. En 1902, hizo sus primeros experimentos ante el entonces Presidente Zelaya, quién lo envió a los Estados Unidos para que exhibiera su invento en la Exposición de San Luis.
León, 6 – La Nueva Prensa-Managua-Por teléfono – A las seis de la tarde de hoy dejó de existir en esta ciudad, el conocido hombre de ciencia, doctor Rosendo Rubí, médico y cirujano distinguido que gozaba del general aprecio en el seno de la sociedad metropolitana.
El doctor Rubí fue el precursor de las comunicaciones inalámbricas. En mil novecientos dos, hizo su primer experimento público en presencia del Presidente de la República General José Santos Zelaya, quién reconociendo sus méritos de hombre de ciencia, lo envió a los Estados Unidos a la exposición de San Luis para que presentara su invento. (pasa a la página 10)

[Página 10:]  Hace como un año, el Alcalde Municipal de esta ciudad, don Roberto De’Bayle, mandó a colocar una placa recordatoria en la casa donde se verificó el ensayo inalámbrico, edificio que pertenece a la familia Padilla Méndez de esta ciudad.
El doctor Rubí dedicó gran parte de su vida a los estudios de física, adquiriendo profundos conocimientos, por lo cual se le llamaba el Marconi nicaragüense.
Por nueve años fué profesor de físicas de la Universidad. Muere pobre como casi todos los sabios, Su nombre figura en la Enciclopedia Espasa. -Corresponsal.”

Edición del 9 enero 1942 (Año X, Epoca IV) [Página 6]

Honores Póstumos De La Centenaria Universidad Leonesa Al Eminente Doctor Rosendo Rubí

Pronunciaron discursos los doctores Alí Vanegas y José María Carmona.
León, 8-La Nueva Prensa, Managua.
Ayer en la tarde se verificaron los funerales del recordado maestro doctor Rosendo Rubí, al cual asistieron todos los elementos sociales de la ciudad.
El Cortejo fúnebre salió de la casa de habitación de su viuda doña Chepita, en medio de una gran concurrencia, compuesta principalmente de profesionales y alumnos. El cadaver del Maestro fue llevado en hombros de sus discípulos hasta la universidad, que encresponada, esperaba a uno de sus más queridos hijos.
Durante el acto tomaron la palabra los doctores José María Carmona y Alí Vanegas. En la Universidad pronunciaron sendos discursos el doctor Atanasio Salmerón, a nombre de la Juventud Médica y el doctor Salvador Pérez-Grijalva, a nombre de la Sociedad Luis H. Debayle.
Se hizo rememoración de los grandes Maestros idos, Dres. Debayle, Berríos, Marín y Lara, pilares del prestigio de esta Universidad y quienes, como el Dr. Rubí, se entregaron por entero a la juventud en el santo cumplimiento de sus vocaciones.
Los decanos y miembros de ambas Facultades, la mayor parte de los médicos y abogados de León; alumnos universitarios y de intermediaria y público en general, acompañaron el cuerpo del que fuera bien llamado el Marconi Nicaragüense, hasta su última morada. Su enterramiento tuvo lugar hasta las siete de la noche en el cementerio de Guadalupe.
Renovamos nuestro pésame a la familia doliente.

PALABRAS SILENCIOSAS, PRONUNCIADAS EN EL ENTIERRO DEL DOCTOR DON ROSENDO RUBI POR ALI VANEGAS
Señores:
El simún de la Muerte azota al Mundo y los flagelos de Dios, desde las páginas tremendas de la Biblia, convulsionan la Tierra, secan la hierba debajo de las ruedas de sus monstruos mecánicos y convierten las horas, en todos los confines, en un espantoso crepúsculo sangriento.
Pero no es esto lo que hoy agita y entenebrece nuestras almas. ¡No! Es que en medio de la inmensa barsúnda de la Guerra y de la Muerte, se ha dormido para siempre uno de los Puros.
Este que durante su vida fue siempre un silencioso, hoy quiso morir como vivió: calladamente. Como actuó dando la vida – su vida – y dando la ciencia – su ciencia -, según el Evangelio: sin que su mano izquierda supiera lo que hizo su mano derecha.
Por eso ante su tránsito, yo no pronuncio: ¡ha muerto! Digo en voz baja: Se ha dormido….
Y el doctor Rosendo Rubí, desde la eternidad, apaciblemente, ha de sentir la gran satisfacción de ese silencio, el mismo acaso que le arrulló sus sueños en su gabinete de físico e inventor eminente. Porque para él están de sobra las palabras, las inútiles palabras que se dicen a los que el mundo de los gritos imagina grandes.
¿Su vida? La música pura del silencio.
Si en 1904, cuando inventó el telégrafo sin hilos, que le fue arrebatado, se le hubiera recibido en su Patria con fanfarrias y laureles mas o menos efímeros, él se hubiera sentido fuera de su lugar.
Es que eso, no era para él. Es que eso hubiera sido disonante en su vida de río fecundante que pasa como un sueño, abstraído y olvidado del Mar.
Están bien los fatuos honores del Mundo para los que triunfaron, como en el juego de azar, en las finanzas por un golpe de audacia. O de suerte.
Para este Sabio que hoy se ha dormido en el regazo de la Ciencia, yo tengo ahora, Señores, en nombre de mi Patria agradecida, la trémula oración de mi silencio.
He dicho.
Alí Vanegas
León, Nicaragua
8 Enero, 1942 [dice “3”, pero tiene que ser un error]
(Pasa a la página 11) [pero no hay nada mas en esa página]

Advertisements
This entry was posted in Rosendo Rubi and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to Homenajes a Rosendo Rubí, a su muerte

  1. LENIN FISHER says:

    HISTORIA DE LA RADIOLOGIA EN NICARAGUA: LA SENDA DE LA LUZ INVISIBLE is a book dedicated to William C. Roentgen and Dr. Rosendo Rubí. The book has 316 pages. It was printed, in september 2010, by Universitaria UNAN-Managua.

    According to Dr. L. H. Montalván: Dr. R. Rubí brought the first X ray equipment to Nicaragua in 1902. But other author says that was in 1920; but I think it was in 1902 for several reasons.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s